Obrac

8 Feb, 2017

OBRAC
Carrer de Laforja, 11, 08006 Barcelona
936 39 31 34
de martes a sábado de 13 a 16 y de 20 a 24
15€ (menú mediodía), 30-35€ carta, 36€ degustación
Facebook
Familia Lonja

Restaurante Obrac. Simpático pero con deberes: dar cera, pulir cera

Primera cita. Estrenamos la BCNFoodieguide del curso 16-17 visitando una de las recomendaciones que más ojitos me hizo mientras desvirgaba la publicación a base de ojeadas y salivación. Aunque la munición de mayor calibre tendrá que esperar a un posterior encuentro (la carta y la degustación visten bien), probamos otra de sus propuestas: el menú mediodía. Así fue Obrac.
  
Situado en una antigua portería del número 11 de Laforja; Obrac, del grupo Familia Lonja (Lonja de Tapas, Caputxes, Celler de tapas…) te recibe con todos cálidos de madera pálida y sillas coloridas. A un lado, la cocina y un par de mesas; al otro, la sala rodeada de libros, parades desnudas y ventanas que oxigenan el local.
Su oferta gastronómica es triple: menú mediodía, carta y menú degustación. Vinimos a por el primero, pero volveremos a por los otros dos. Sugerentes saben serlo. Su apuesta residen en las brasas y la fusión de cocina catalana o española junto con pinceladas peruanas, tan de moda estos años.
El menú consta de una estructura tradicional: primeros + segundos + postre y dicha oferta es bastante variada excepto en las carnes, donde la brasa toma protagonismo y es su principal apuesta. Alguna variación de técnica de cocción dentro del menú, sería bien recibida.

 

 

Nuestras elecciones fueron:

 

Huevo poché con parmentier y trufa. Un siempre excelente entrante, anticongelante y reconfortante para días grises y fríos, al que quizá le faltaría algún ingrediente de masticación (pan crujiente, panceta, alcachofas, etc; a diferencia del otro entrante, que sí lo llevaba). Correcta cantidad.

Crema de verduras. Un clásico y sencillo entrante, bien elaborado y con aportes de crujiente equilibrando el plato. Sin sorpresas y sin fallos.

 

Pollo picantón marinado a la brasa. Interesante propuesta, que evoluciona del más omnipresente pollo a la brasa. Aunque la parte gustativa está muy bien resuelta, su presentación es incómoda y poco armoniosa (los elementos están completamente aislados unos de otros, además de servir el picantón entero, sin abrir, lo que dificulta su corte). Aislar tanto los elementos del plato, aísla demasiado al cliente también del mismo.

 

 

Salmón al horno con espárragos verdes. Un segundo de pescado bien resuelto por lo que a punto de cocción y combinación de ingrediente se refiere. No obstante, los espárragos estaban fríos y el pescado algo destemplado, lo que indica que aún quedan ciertos aspectos por pulir del servicio o los tiempos entre cocina y sala. Algún elemento o nota más arriesgada (vinagre, crujiente…) o bien cremoso que aúne la verdura con el pescado (crema o espuma) redondearían el conjunto.

 

Brownie de chocolate con helado de nueces. Buena elaboración de chocolate con un helado diferente que realza el sabor del brownie. Buena conexión.

 

Plátano con dulce de leche, crumble y nata montada. Otra buena combinación para cerrar el menú, donde el crumble es vital para romper la blandura del resto de elementos.
Con dos aguas y un café, el tíquet final fue de 31 euros para 2 personas. Cabe decir que sobre el papel, toda la oferta gastronómica de Obrac resulta más que interesante. No obstante, en el menú mediodía existen algunos puntos por pulir tanto en cocina (presentación de platos o redondeo de ingredientes) como en sala (tiempos de espera o tiempos de entrega de platos) que uno no espera en un menú a 15 euros. Lo mejor: la propuesta de platos, sobre el papel es atractiva; y los postres, gustaron ambos. Poco a poco: dar cera, pulir cera.
Interesante pues propuesta de mediodía, y sobre el papel respecto a su carta y su degustación, si se anda por la zonapero con parámetros que deben pulirse para redondear su oferta y justificar precios, ya que no muy lejos de este local (tocando el Mercat de la Llibertat, por ejemplo) hay menús realmente notables dirigidos a un similar tipo de cliente. Servicio atento y amable, aunque se notan demoras algo prolongadas en horas punta; y un ambiente cálido y agradable del local en general.

Pendiente queda pues, comprobar su oferta carta o degustación, para poder probar platos sugerentes como los tacos de lagarto de cerdo ibérico, el cebiche de corvina o el chicharrón de pulpo con Siracha.

Dar cera, pulir cera.