La Lluna en un Cove. Degustación de setas.

21 Nov, 2016

La Lluna en un Cove
C/ Frederic Soler, 48
08822 El Prat de Llobregat
933 70 38 52
de lunes a sábado (19:30–23:30)

La Lluna en un Cove. De las mejores cocinas de El Prat, cuando quieren.

La visita fue un capricho no planificado y la publicación un necesario acto de compartir. Y es que no quería publicar un menú temático sobre un restaurante dado que refleja el trabajo ordinario de un establecimiento, aunque sí de filosofía. O llamémosle declaración de intenciones.
Así me ocurre con el menú de setas que degusté en La Lluna en un Cove hace cosa de unas pocas semanas. Ya os hablé de sureapertura, meses atrás, donde las impresiones fueron bastante positivas. Durante este tiempo, he podido visitar el restaurante en alguna otra ocasión para validar y perfilar aquellas impresiones. Sigue siendo uno de los restaurantes que más me gustan en términos globales haciendo especial hincapié en su oferta gastronómica. Algunas de sus nuevas propuestas necesitan un par de vueltas pero aquellas más históricas y tradicionales del restaurante siguen en la excelencia.
Esta es la impresión que uno tiene cuando degusta alguno de sus menús “temáticos” (setás, Pota Blava, Navidad…) en los que se presentan elaboraciones tradicionales ensalzando producto y sin querer inventar gastromoderneces. El resultado es sabor y aplausos.
Quería compartir con vosotros en qué consistía el menú y cuál es la filosofía de cocina de este componente del grupo CUBAT de restaurantes del Baix Llobregat, grupo en el que apuestan por mirar desde el prisma del producto de la zona agraria y la buena cocina. También, es una forma de reafirmar sensaciones y propuestas ya compartidas en la primera visita que ya colgué aquí.
restaurante La Lluna en un Cove elcoladorchino
restaurante La Lluna en un Cove elcoladorchino
restaurante La Lluna en un Cove elcoladorchino
restaurante La Lluna en un Cove elcoladorchino
restaurante La Lluna en un Cove elcoladorchino
Normalmente hablo un poco sobre cada uno de los platos del menú o del ágape, no obstante el nivel de todos se mantiene a lo largo de la degustación y para no alargar de forma gratuita esta entrada quería comentarlo de forma global. El menú está correctamente elaborado, vistiendo a las distintas setas para cada una de las ocasiones que se suelen presentar en una degustación: como aperitivo, en crema, en arroz, en pescado, en carne y en postre. Todo ello desde la simplicidad y el sabor, apostando por los ingredientes justos y necesarios para no robar protagonismo al que lo debía tener: las setas. Especial es el recuerdo que aún tengo del filete y de la crema de setas que acompañaba el bacalao.
Las gratas experiencias gastronómicas, al final, creo que consisten en aquéllas en las que nada más salir por la puerta uno se plantea el volver pronto al lugar. Ésto fue lo que ocurrió al terminar la degustación de bienvenida de otoño, signo de un buen trabajo y de una buena propuesta gastronómica. La siguiente parada será, pues, una visita para reafirmar sensaciones de su carta, antes de que termine su año de reapertura.