Instagram

domingo, 8 de octubre de 2017

Axarquía


AXARQUÍA
Jaume Casanovas, 6
08820 El Prat del Llobregat (Barcelona)
(ver mapa)
de Martes a Domingo, de 13:30 a 16
de Martes a Sábado de 20 a 23 
carta 25-30€ - mediodía 13,50€ - degustación 65€
931 81 32 30



Un día haré una lista de locales gastronómicos imperdibles o de honesta recomendación en El Prat del Llobregat. Y es que sin querer postular a pregonero de las fiestas de aquí, las sorpresas gastronómicas que se esconden en esta ciudad, entre playas naturales, el Delta y un parque agrario que encandila; son plurales. Se merecen más de un post.

Algunas de ellas ya las he ido dejando por aquí, como un rastro de migas a seguir hacia lo que comentaba: el qué bien se ve la "periferia" (palabra que ha tenido tiempo atrás un carácter negativo y, ahora, sus bondades le aplican justicia). Y una de esas migas o gratas sorpresas, que a cualquiera con curiosidad gastronómica le diría que merecen la visita a la última ciudad del río Llobregat, es sin duda el restaurante de Tomás Rodríguez, el restaurante Axarquía. Un restaurante, por cierto, que ha ganado el 3r premio a la mejor tapa de Catalunya el año pasado.


Situado en la calle Jaume Casanovas, a tocar de la Plaça de la Vila (plaza matriarca desde donde se desarrolló posteriormente la ciudad), Tomás y su mujer Esther (el primero en cocina, la segunda en sala) gestionan un restaurante que desde el primer día, hará ya más de 5 años, apostó por el producto (Parc Agrari, pescado de lonja, proveedores del Mercat de la Vila...). Un producto al que Tomás aplica todo el basto conocimiento culinario que ha adquirido trabajando con Santi Santamaria o con los hermanos Torres (Can Fabes, Evo). Maduraciones de carne, Josper, vacío, aires... técnicas y cocina que hoy en día aplica todo el mundo, pero que no se encontraban tan fácilmente hace 5-6 años.



Una cocina que conozco personalmente desde sus inicios, tanto como cliente como por haber estado en ella durante un par de meses (y en la que aprendí lo que era el trabajo real de una cocina). Una cocina que ha evolucionado pero que, después de 5 años, mantiene la misma filosofía y sabor.

Coincidiendo con que hacía mucho tiempo que no comía en el restaurante Axarquía y que celebran durante estos meses con un fantástico menú degustación su 5º aniversario; allí estuve recientemente.



Un menú degustación de 5º aniversario de Axarquía (65€, 85€ con maridaje) que aúna elaboraciones populares que se han cocinado en el restaurante durante estos años y otras más recientes que son un exiquisito reflejo del buen estado de forma de la cocina de Tomás. Si no deciden alargarlo, un menú que se puede degustar hasta finales de Octubre.


Una degustación de 8 platos que recorrimos a través de...


su célebre flamenquín de jarrete de ternera relleno de crema de tupinambo ahumado, brie y albahaca. Un entrante premiado como tercer finalista a Tapa de l'any 2017 y que uno comprende el por qué del premio cuando lo prueba. Crujiente, melosidad, color, sabor... una tapa exitosamente muy pensada.


unos delicados raviolis de foie y hummus en caldo de verduras del Parc Agrari. Una necesaria elaboración más suave para acompasar el entrante anterior y el plato venidero, con un caldo de verduras realmente bueno aunque algo mantecoso para mi gusto. El hummus y el foie me bailaron bien. Acompañado todo ello con una copa de Toma Castanya, interesante descubrimiento.



un muy buen arroz negro de sepietas (espectacular producto) con alioli de peras a la vainilla. Un arroz perfecto, y es que Tomás los clava, con un producto buenísimo y una guarnición, el alioli, que combina unos sabores que divierten y equilibran el plato. Los arroces en Axarquía, son un plato obligatorio.



continuando con chipirón a la brasa con vinagreta de frutos secos y crema de puerros. Un plato que estéticamente y por combinación de sabores me encandiló por completo: excelente producto otra vez con el chipirón, acompañado de unos garbanzos guarnicionados con la vinagreta de frutos secos (excelentes elementos para retroalimentar el gusto de pescados y mariscos) y panceta crujiente. El bocado es complejo y delicioso. Top.



pasando a uno de los hits del menú que fue el pollo Pota Blava con gamba, crema de coco y crema de maíz. Un creativo mar y montaña que Tomás ya presentó en el pasado Març Gastronómic, y que no podía faltar en un menú recopilatorio como éste. Un producto superlativo como es el Pota Blava (y que uno lamenta no encontrar con frecuencia en los restaurantes. Está el pollo, y luego está "ésto"...) que juega en otra liga.

Ahora mismo, hemos transcurrido, personalmente, por los dos mejores platos (junto al flamenquín) del menú.



... y finalizando la parte salada del menú con un canelón de rabo de toro al vino tinto algo goloso o plano a falta de un punto más umami de la carne, o de acidez del vino, o crocante de la bechamel gratinada, o usar un queso ahumado.

Y para rematar.



un muy buen prepostre con el granizado de sandía, helado de mango y dados de melón de El Prat que, además de hacer su trabajo para limpiar paladar y refrescar, presentaba suficientes texturas y sabores para seducir. Un tipo de postre que cada vez me gusta más y al que recurro si puedo para no terminar rodando calle abajo. Le habría dado más presencia al melón, dado que se decide apostar por el producto local; quedó escondido por la cantidad de sandía.


y una superlativa torrija de leche condensada con helado de tiramisú. Potente pero medida, la torrija de brioche troquelado, bañado en leche y leche condensada y caramelizado. Muy buen resultado.


En definitiva, un menú que a uno le permite ver un poco de lo que fue y un poco de lo que es este magnífico restaurante Axarquía de 8 elaboraciones que justifican sobradamente el tíquet final (65€ - 85€) y la visita. Un menú de alta nota y del que me llevo un entrante (el flamenquín), dos platos (los chipirones y el Pota Blava) y dos postres para recordar durante tiempo. Un menú al que sólo le podría tachar la ausencia de un plato con pescado, una de las elaboraciones que Tomás borda, junto a los arroces.








4 comentarios:

  1. Aquest saps que el conec i ens va agradar en una visita que vam fer amb el Jordi, ja deu fer uns 3 anys. Però segueixo dient el mateix de sempre, que si hi has d'anar expressament, són llocs que fan una mica de mandra....

    Tens tanta oferta pel centre de BCN, que anar allà exprés, costa una mica. I ho dic per qualsevol lloc dels que està pel cinturó de BCN. Un clar exemple, és el meu estimat Borriana a Sabadell, que hi vaig estar dissabte passat.... Una cosa és anar-hi fent un passeig a peu des de casa i l'altre anar-hi des de BCN, tot i la facilitat de la C58.

    Evidentment, no tothom ho veu com jo... però s'ha de reconéixer que és un handicap....

    Salutacions Albert!!

    ResponderEliminar
  2. I tant que sé que el coneixes! De fet, va ser arrel de que publiquessis l'Axarquia al blog que els dos estiguem parlant avui dia! :)

    Estic d'acord amb tu en el problema de la perifèria i de la sobredimensionada oferta gastronòmica de Barcelona. Però també et voldria dir que veig més un problema per la gent de Barcelona o en casos com el teu, on ens decidit quin és el mapa a explorar (Barcelona - Cambrils).

    He decidit dedicar menys esforços i energia a picar pedra a la capital, on ja hi ha molta gent que et posa al dia de les novetats i de les opcions de restauració que hi ha. Evidentment que les segueixo i seguiré publicant, però crec que hi ha també força amant de la cuina que viu fora de Barcelona i prefereix descobrir la rodalia de la seva localitat, com també em passa a mi. Una manera de descobrir llocs com Marimorena, Plats, Sucapa, La Zorra, Can Pizza... que són establiments molt vàlids, i fins i tot amb més talent, que molts aplaudits de Barcelona. Un exemple que ve al cas: diumenge vaig fer dia d'excursió i vaig patejar de Terrassa a Begues, sense passar per Barcelona (tot i que era molt fàcil no voler trepitjar-la diumenge xd).

    Però està clar que en general costa.

    En el cas de l'Axarquia, i acabo, com en general amb les opcions que hi ha al Prat, crec que són ideals per un dissabte o diumenge on algú vulgui anar a la platja o passejar pel Delta i acabar amb un bon àpat :)

    Salutacions i merci per comentar, estem en marxa de nou!

    ResponderEliminar
  3. Doncs jo que tinc la segona base a Sant Joan Despí trobo que El Prat té molt a oferir, Axarquía sense dubtes (que també he visitat i publicat) però la platja i les seves guinguetes són una bona opció estiuenca lluny de platges més atapeïdes. I a més, queda molt a prop de SJD :-)

    Salut!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepa! Penso el mateix, tot i que entenc el que comenta en Ricard. Jo també estic redescobrint la perifèria, doncs mourem per mourem, hi ha vegades (més cada cop) que prefereixo estalviarme ficar-me a la "capital". I així, veure que hi ha llocs gastronòmics molt en forma, així com paissatges i altres atraccions turístiques ben aprop i que valen la pena.

      La platja d'El Prat ho està petant força des de fa uns anys, tot i perdre els d'aqui la nostra tranquilitat :P va molt bé per el poble i l'economia local! :)

      Salut! i merci per comentar :D

      Eliminar