Instagram

domingo, 21 de agosto de 2016

Bodega La Puntual




Durante este final de curso laboral-académico, a parte de correr para cerrar todos los puntos pendientes de éstos, también he cerrado los análogos a nivel gastronómico. Uno de los restaurantes que permanecían pendientes de visitar desde hacía unos meses, después de que tanto amigos que ya lo habían visitado como instagramers que colgaban sus elaboraciones me pegaran en un post-it mental las ganas de ir en persona a verificar sus bondades, era el restaurante Bodega La Puntual.

Reconozco que la zona del Born en la que se sitúa el local es una que me suele generar reservas a la hora de confiar una primera visita a cualquier restaurante. Es por este motivo que, después de una muy buena experiencia en La Puntual, la sensación es doblemente positiva: por el resultado positivo en sí de la experiencia y por la sorpresa de encontrar algo tan interesante y notable en una zona guiri-way en la que suelo tener dificultades para encontrar un sitio así.

Y es que el local está decorado con atractivo e imantación, como la mayoría de locales que apuestan más por la forma que por el fondo, como una planta carnívora tropical que intenta seducir con la apariencia. Pero como una grata excepción, aquí forma y fondo se dan de la mano y la oferta gastronómica anda a la par de la estética del lugar.

Después de atravesar la primera zona, más de paso que sala pero con algunas mesas, se llega a la sala principal, de techos elevados, mucha luz y tonos de madera-mármol-blancos. Arriba, y rodeando media sala, se encuentra otra planta con más mesas donde poder absolver picos de demanda y ofrecer otras vistas al comensal.

Y después de este intento descriptivo del local, cosa que queda clara que no es el fuerte del que escribe, pasamos a lo que se viene y pretende; lo gastronómico. La carta, tal como podéis ver aquí, es un compendio de tapas y aperitivos; embutidos, platillos y arroces. Perfecto pues para distintos tipos de visitas: aperitivos, platos para compartir, entrante y arroz, o entrantes y principal. Las razones son muchas y el lugar uno sólo.

Al "jalo". Nuestra travesía gastronómica transcurrió por las siguientes etapas:




Alitas deshuesadas con kimchi y micromezclum. Excelente forma de comenzar, recomendadas por el propio personal de sala, son una delicia y un capricho. Sin faena, manteniendo bastante bien la forma después de deshuesarlas, con una cocción suave y controlada en roner a las que quizá les faltaría tostar un poco más la piel que las cubre. Una salsa kimchi sobre las que se emplantan, sirve como condimento ideal para activar el paladar de cara al menú que se avecina.




Dos entrantes prosiguieron inmediatamente. A los compis de @lasantapatata , que son más de ostras, se marcaron esta sencilla pero notable Ostra del Delta. Por mi parte, que hacía unos días ya quise llevarme de El Corte Inglés la mortadela con trufa de Negrini, no pude evitar tirarme a la piscina con la Mortadela trufada que tenían en carta y que para nada defraudó. Mejor tostadas o rebanadas finas de pan tostado para acompañar.



Bravas. Uno de sus hits (junto a las bombas). Pican, pero uno sobrevive. Y lo dice uno que es muy débil y poco tolerante con el picante (las bombas ya son para expertos de lo extra hot). Excelente cocción, excelente salsa. Directas al top de bravas probadas en Barcelona.



Bacalao a la Barcelonesa (con espinacas, pasas y miel). Muy buen plato de pescado con una tradicional guarnición que refresca (el verde de la espinaca) y equilibra (el punto dulce de la miel y las pasas) perfectamente el punto salado del pescado. El plato podría resultar más atractivo (por lo visual del enharinado y fritura) con una cocción del bacalao más suave y sutil (vapor u horno + infusión) y mantener el punto salado/crujiente con un cujiente de su propia piel. Muy bueno.



Albóndigas con sepionetas. Otro plato de diez que, si se usa un buen fondo y no se maltrata en la cocción a los dos protagonistas, es imposible sacar una mala elaboración. En esta cazuelita, logran un muy buen resultado y el plato de albóndigas con sepionetas solo pide una última cosa: pan para la salsa.



Arroz de butifarra esparracada con trompetas de la muerte. El último plato de este camino al atracón fue un muy notable arroz de butifarra y setas. Aunque subido de sal, el arroz presenta un gustoso fondo que aporta el sabor que se le pide a un arroz (sino, sería un "arroz con" y no un "arroz de"; una mala praxis lamentablemente muy extendida), generosidad en la cantidad de butifarra y trompetas de la muerte; y generosidad en la propia cantidad del arroz.


Y por último, como addendum, como guinda al festín, los postres:




Dos clásicos de la repostería en restauración: Torrija catalana con Chantilly de naranja y, como sugerencia fuera de carta, Coulant con frutos rojos. El primero no nos terminó de convencer por la textura de la elaboración (más un bizcocho napado con crema marcada con soplete). La crema chantilly de naranja nos pareció una interesante forma de refrescar el postre, diferente a la que se suele (helado).

El coulant presentaba un exceso de acidez por parte de los frutos rojos y cuya textura no nos pareció del todo acertada (mejor en coulis y que el comensal decida la cantidad a mojar/mezclar). El propio coulant estaba correctamente elaborado con sus dos texturas sólido-líquido.




El tíquet final fue más que razonable dada la cantidad de platos degustados, salvo quizá se podría pensar por el bacalao (aunque es un pescado que ha pasado de "de pobre" a "de class"), La Puntual reúne bastante los 3 puntos principales que se le puede pedir a un local gastronómico: calidad, precio y cantidad. Cualidades que suelen estar desaparecidas en la mayoría de locales de la zona del Born.

Hot spot por antonomasia del barrio.



Datos de interés
Montcada, 22, 08003 Barcelona
933 10 35 45
Pertenece al grupo de restauración Grupo Varela junto con otros 4 restaurantes gestionados por el grupo. Especial mención al más nuevo de ellos: L'ESTUPENDU en pleno paseo marítimo de Badalona
Horario: jueves a martes. Martes sólo mediodías.
Tíquet medio: 20-25€ sin bebidas
Apto para: todos los públicos

No apto para: los del primero y segundo, ni para los de fritangueo


2 comentarios:

  1. Prou bé pel que dius i es veu a les fotos.

    És dels llocs que em provoquen desconfiances quan fan les típiques inauguracions amb tota la tribu #gastrocanapera i lo moguda que es genera després per la xarxa... I ja els descarto... Però m'he d'anar mentalitzant que fer un sarao d'aquests, no té que ser necessàriament incompatible amb un funcionament prou decent posterior... Un altre exemple va ser el Louis 1856, que també l'evitava i al final vaig anar i també prou bé...

    Oi que és del mateix grup que l'Estupendu, al que he vist per Face que has anat?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricard! Jo també tinc els mateixos dubtes que tu quan veig festes i esdeveniments a alguns locals... i el mateix em passa amb el Louis 1856 (el qual tinc pendent arrel de veure la teva experiència al blog). Cal sumar, a més, que La Bodega Puntual té una estética molt cuidada-moderna, propia dels locals enfocats al turisme que hi ha per aquell barri... cosa que fa que la sorpresa sigui doblement positiva quan et trobes una interessant oferta gastronòmica. Salvant les distàncies, doncs la oferta és diferent, et diré que vaig sortir igual o més content que al Arume.

      Efectivament pertany al grup Varela, tal com indico a la part final del post de "Datos de interés", grup que gestiona l'Estupendu i al qual vas veure que vaig anar ahir dissabte a sopar. La oferta es majoritariament la propia d'un "chiringuito" pel que fa a productes: marisc, peixos, arrossos, etc. Més content i satisfet surto de La Puntual, peró com a lloc on anar a gaudir d'oferta gastronòmica a peu de passeig marítim, també és molt vàlida.

      Gràcies pel comentari!

      Eliminar