Instagram

domingo, 15 de mayo de 2016

La Platilleria





LA PLATILLERÍA
Carrer del Roser, 82
08004 Barcelona (ver mapa)
noches: L, MX, J, V y S (M cerrado)
mediodías: S y D
20€ sin vino
934 63 54 01
Facebook



Mi very best preferido
(Actualizado en 2017, al final del post)




Visito(2017: visitaba) con frecuencia el restaurante Ten's, el local de tapas de autor gestionado/asesorado por Jordi Cruz, desde tiempo (mucho) atrás. Cenas de cumpleaños, cenas de dos, o copas de Chardonnay como post-clases de Hofmann antes de retirarme para casa y mientras hago tiempo para la salida del tren.

En una de éstas últimas, después de asistir a clase y catar las elaboraciones que cocinamos, salí con mono de mi postre favorito de Ten's (que está al lado de Hofmann): crema de arroz con leche y coco con helado de yogur y limón. Y, viéndome tan animado con el postre, el camarero de barra (y ya confidente de copeo post-escuela) me comentó que ésta era una elaboración que había creado el antiguo chef (desde que abrió Ten's), Fernando Silva, quien ahora cocinaba en un pequeño local que había abierto en Poble Sec: La Platillería.


Reto aceptado. Aprovechando un sábado gris de jornada futbolera, fui a descubrir junto a mi foodiepartner-in-crime en qué andaba metido el chef. Después de andar 5 minutos desde la parada de metro de Paral·lel, en el 82 del Carrer Roser, y haciendo esquina, se encuentra el pequeño local de La Platillería. Mesas altas de madera, espacio muy luminoso, decorado con libros de gastronomía que, viendo los títulos uno ya huele que hay alguien que sabe en la sala de máquinas. Me resulta inevitable no acompañar el ágape con uno de esos libros en la mesa.


 restaurante La Platillería

La oferta gastronómica es la propia de la tendencia actual pero con el seguro de tener unas manos detrás que difícilmente defraudarán. Tapas y platillos con solera pero a un precio real, honesto, sincero. Contrario a la "inflación" propia del gastro-barrio en el que opera y de la ciudad entera.


Carta restaurante La Platillería


Nuestro descubrimiento se fraguó a través de:

Bravas. De las más ricas que he comido en tiempo. Por cocción (pochado+crujiente), por el gusto de las salsas (que son ácidas y picantes, y no dulzonas y grasas como se mal-suele) y por su precio: 3,20 euros cuesta empezar con buen pie. 

Felicitarles pues por la rebeldía de salirse de cobrar los 4,50 euros estándar por unas patatas bravas. Sean mediocres o decentes. Y éstas, sobresalientes. Para mi, junto a las del Senyor Vermut, de las mejores de Barcelona.

Bravas restaurante La Platillería

Pulpo. A la gallega, con un toque de col fermentada y kimchi. Toquecín, más que toque. Muy buena cocción del pulpo y el condimentado de éste. Algo excesivo el tamaño y cantidad de las patatas respecto a la cantidad del pulpo, aunque de perfecta cocción. Interesante el toque del kimchi que ayuda a equilibrar la pesadez del plato.


Pulpo kimchi restaurante La Platillería

Pulpo kimchi restaurante La Platillería

Albóndigas con sepia. Un plato que siempre que veo en carta y que me resulta imposible de obviar a la hora de pedir. Algo secas las bolitas, aún llevando panceta según me comentó la camarera, pero compensadas por una sabrosa salsa. Salvado.

Albóndigas restaurante La Platillería

Lágrima de cerdo ibérico con crema de manzana y vainilla. Un hermano pequeño del homónimo del Ten's. Junto con las bravas, justifican la visita al local. True story. Carne jugosa por dentro, "Maillardeada" por fuera, barnizada en glace y azúcar; acompañada de una crema que conjuga perfectísimamente con esta carne (yo suelo usar kaki y vainilla, ¡pruébenlo!).

Plato imprescindible.

Lágrima restaurante La Platillería


Y de postre, y con la ironía del asunto bien presente, pues vine por él pero no lo fotografié, terminamos la visita con su arroz con crema de coco, caramelo y limón. Un manjar, aunque la presentación en bol no está a la altura del postre ni de la presentación del Ten's. No requiere un coco-bol como allí, pues desentonaría con la propuesta del local, pero creo que resultaría más atractivo un recipiente transparente, por ejemplo, para poder observar las distintas capas del plato. 


El total, extraviado el tíquet, ascendió a 38,90€ por los 4 platos, postre, 2 cervezas y cafés. Lo mejor.


Así pues, grata sorpresa y fructífera visita en La Platillería, de la cual me llevo buenas sensaciones y la satisfacción de haber encontrado un pequeño lugar en el que comer platillos sin trampa ni filigranas sin sentido (aunque podrían hacerlas sin accidentes, sabiendo quien cocina) a un precio más que razonable en un barrio en el que puede costar encontrar dicha razonabilidad.



Y repetir.



[ADDENDUM]: He seguido visitando el restaurante, cual feligrés con mono constante, comprobando que La Platillería no sólo sigue manteniendo el gran nivel que encontré el primer día, sino que la carta se va actualizando con mucha frecuencia. Todas sus propuestas siguen orbitando en la excelencia y la relación-calidad precio sigue intacta.

Algunas de las elaboraciones que más nos han seducido de las posteriores visitas han sido:

Rabo de toro restaurante La Platillería
Meloso de rabo de toro y puré de calabaza. Must!

Arroz venere restaurante La Platillería
Arroz venere con gorgonzola, salmón y verduritas. Otro obligado a elegir y que viene, reciclado y más informal, de su etapa en Ten's.

Canelón rabo de toro restaurante La Platillería
Canelón de rabo de toro y crema de queso. Otro hit! Y es que esta pieza de carne la bordan en cocción...

Ensalada restaurante La Platillería
Ensalada de tomates, sardina y pesto. Parece fácil pero... y está deliciosa

Fricandó restaurante La Platillería
Otro fijo que pedir en temporada de frío es el Fricandó. Lo clavan.

Bacalao La Platillería
Bacalao al pil-pil. Opción muy buena de pescado y una cocción de 10.

Rigatoni  La Platillería
Rigatoni relleno de rabo de toro con crema de queso. Parece un provolone pero.. debajo de esa deliciosa capa de queso se esconde munición de alto calibre en forma de "mini canelones" de rabo de toro. Si está en carta, debéis pedirlo.

Salmorejo La Platillería
Salmorejo. Una muy buena opción en verano para arrancar el carrusel de platos en La Platillería. Clavado en textura, equilibrio de sabores, temperatura... y de agradecer que el pan con el jamón se sirva a parte para poder uno graduar los bocados y evitar que se ablande sirviéndolo todo junto.







5 comentarios:

  1. Està molt bé de preu no?.

    Curiosa zona tota aquella que vaig descobrir el dia que vaig anar ja fa mesos al Mano Rota

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricard! Merci per la visita.

      El vaig trobar força bé de preu, tot i que aquesta hauria de ser la norma i el problema és estar vivint la onada gastro acompanyada d'inflació en els preus dels plats que habitualment veiem a molts llocs.

      La Zona gastro del Poble Sec és bastant potent, no tant hipster com la de Sant Antoni però amb llocs autèntics i interessantissims com Mano Rota, Casa Xica o, per exemple, aquest La Platillería. No l'acostumo a recorre perque només hi vaig expressament a visitar algun restaurant.

      Aviam quan fem un àpat plegats! :)

      Eliminar
  2. Una zona a "re-descobrir", tant per l'oferta de nous i "moderns" locals com aquest que portes avui, com pels antros i baretos de tota la vida (Gol, Vilaró...). Precisament vaig estar l'altre dia al mateix carrer (una mica més abaix) al Rosal 34 i em va sorprendre bastant positivament.

    L'anoto, doncs últimamente aterro bastant per aquest barri... :-)

    Salutacions!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies pel comentari Jordi i perdona la demora. A mi és una zona que em fa una mica de mandra ja que per arribar-hi no es tan directe per mi com anar a eixample-born-centre, però la veritat és que hi ha coses interessants (Casa Xica, Mano Rota, Bella Napoli, etc...) aquelles més tradicionals que esmentes les desconec, així que les apunto per quan estigui amb mono de fugir de moderneces :)

      Salutacions!

      Eliminar
  3. És una zona que desconec força, sembla com si el Paral·lel fos una "barrera". Però vistos els plats i la RQP, potser mereix una petita incursió. Ara a l'estiu ve de gust un soparet en plan "tapes".
    Ejem...tenen terrassa??

    Joan.

    ResponderEliminar