Instagram

domingo, 17 de enero de 2016

La Mundana de Sants

La Mundana de Sants elcoladorchino patatas bravas




Aprovechando el primer domingo de rebajas para airear el armario y renovarse un poco uno mismo, y la recién lectura de la visita de Philippe Regol a la Mundana de la que saqué muy buenas sensaciones; decidir dónde comer ya estaba solucionado.

Pequeña gastrotaberna situada en Sants, barrio que gastronómicamente reconozco que desconozco salvo por el fantástico Petit Pau. Así pues, adelanto que ya suma dos foodie-checkpoints personales donde ir a deleitarse con ensañamiento y alevosía. Cocina abierta, barra (que parece incómoda y que dejan como último recurso para sentar gente), Josper, máquina de ahumar, brasa japonesa / robatayaki (me pareció ver)... ya os podéis imaginar por dónde van los tiros: una sala de máquinas para crear superlatividades.

La carta, como marca la tendencia actual, pequeñas tapas, apertivos y platillos para compartir.

La Mundana de Sants elcoladorchino carta

No le dimos demasiada cancha a la parte de aperitivos, ya que por las horas que eran y los platos que habíamos visto del restaurante, queríamos ir a lo duro.

La Mundana de Sants elcoladorchino

Así que los afortunados fueron:

Su original y genial (de hecho, una de las mejores que he comido hasta ahora) patata brava en forma de lingote y acompañada de unos puntos de salsa brava con pimentón y alioli ahumado con tinta de calamar. 

La Mundana de Sants elcoladorchino patatas bravas
Siguieron unos calamares a la andaluza que, si bien la salsa romesco que los acompañaban era una delicia, de nuevo con el toque ahumado, los calamares eran algo duros de cocción (bola).
La Mundana de Sants elcoladorchino calamares
Tremendo de cocción y elaboración del plato en general, el pulpo con patata chafada y rouille de azafrán. Visualmente estético también. El bicho va envuelto en un velo de panceta y se sirve encima de "socarrat" de arroz. Boom.
La Mundana de Sants elcoladorchino pulpo
Un poco tristón con el muslo de cabrito al curry, risotto de arroz basmati con leche de coco. Si bien, por sabores, podría ser un plato redondo; el cordero estaba escondido por el curry y el pasado del arroz (risotto de basmati, se antoja complicado). El nuestro estaba roto. Lo mejor, el curry.
La Mundana de Sants elcoladorchino cordero
Y la traca final, como siempre adoro cerrar un manjar: con un platazo. En mi caso con la corvina al miso blanco, pak choy y chilli, que si bien a Regol no le entusiasmó, a mi me dejó feliz. Quizá porque el corte que cocinaron era la parpatana del bicho, y eso con lengua y paladar ya se come sólo. Para ir expresamente a repetir.
La Mundana de Sants elcoladorchino corvina

Quedaron otros platos pendientes para otra visita (que la habrá) como el huevo sorpresa con parmentier de patata y carbonara, buns de rabo de toro o el genial sobre el papel carpaccio de gamba, mayonesa de estragón y pan de algas.

Precio medio para este tipo de establecimientos pequeños de dimensión pero grandes en cocina:

La Mundana de Sants elcoladorchino


Addendum: un servicio amable y profesional, dinámico y alegre. Sin excesos. Y el agua filtrada por ellos. Genial.

Datos de interés
La Mundana de Sants
C/ Vallespir, 93 (08014, Barcelona)
93 408 80 23
Horario: todos los días excepto domingo noche y lunes
Tíquet medio: 40-50€
Apto para: los de paladar aventurero, smoke-lovers, ansiosos de compartir platillos que son platazos y los que coleccionen bravas
No apto para: los que busquen primero y segundo o una cena lowcost

3 comentarios:

  1. I t'atreveixes a contradir al Regol???

    Por Dios!!!!!!

    Bromes a banda, el Regol és l'únic al que mai falto al respecte (que és més light que tenir respecte)

    I dir-te que pel que escrius, sembla prou bé. Caldrà provar-lo un dia que quedi amb el meu fill que viu per allà...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha al final, per molta "norma" o "paràmetres" que s'aprenguin a cuina, el gust i la apetència de cadascú va a misa. Per molt Regol que sigui un. A ell no li va agradar el corball perque la salsa miso que l'acompanyava era massa dolça. La que vaig menjar jo estava ben equilibrada pel meu gust (i no tolero gaire el dolç en els plats salats). Jo també valoro molt el que escriu i intento aprendre del que comenta a totes les entrades :)

      La veritat és que va ser una grata sorpresa del lloc, i ja saps que per les hores que eren i el dia que era, poques opcions tenia, així que merci per dir-me de donar-li una ullada. No és un barri que acostumi a visitar, però amb el Petit Pau, ja tinc dues excuses per fer-ho més sovint (i segurament n'hi hagi de més).

      Ja diràs què tal si t'hi passes!

      PD: fem un dinar grupal un dia, va! :)

      Eliminar
  2. He sentit parlar molt bé d'aquest lloc i pel que veig, sembla ser que és cert!. Encara que això sempre depèn de cadascú... Anotat!

    ResponderEliminar