Instagram

lunes, 16 de noviembre de 2015

Alvart








Hola a todos. Esta vez no es Albert quien escribe este post. Me llamo Lily y os voy a hablar de Alvart, un pequeño restaurante situado en el Eixample que promete, y mucho.

Para los que no me conozcáis (que seréis muchos, ya que sólo participo activamente en Instagram), me llamo Lily y comparto con Albert una de sus grandes pasiones: la comida, los restaurantes y todo lo que gire entorno a ellos. Os voy a explicar un poquito más de mí para que entendáis porque soy una Food Lover en toda regla.

Tengo 21 años y he estudiado Dirección de Cocina y Dirección de Servicios de Restauración en ESHOB (Escuela Superior de Hostelería de Barcelona). Me dedico al mundo de la sala (mi gran pasión), la cocina la dejo para casa, es la forma en que más la disfruto. Trabajo como camarera en Sibaris Catering, una prestigiosa empresa de catering de Barcelona y, además, he sido Jefa de Rango en Dos Cielos, el restaurante con estrella de los mediáticos Hermanos Torres. Así pues, me considero un poco entendida en el tema de la restauración y por eso, Albert, me ha pedido que os hable de Alvart. Así que, allá vamos.


Alvart, situado en C/ Aribau 141, PROMETE. Y digo promete porque lleva sólo dos meses abierto y no sabéis la de faena que tienen. Lo están “petando”. Su chef y propietario, Alvar Ayuso, fue un compañero que trabajó anteriormente conmigo y claro, la visita era obligada. Y digo obligada en el buen sentido de la palabra, ojalá todas mis obligaciones fuesen como esta. Alvart cuenta con un equipo de cocina muy joven y muy profesional.

La cocina de Alvart se basa en un producto de gran calidad, de proximidad y de temporada, una buena técnica y un muy buen cuidado del producto, respetando siempre todas sus propiedades. 


El restaurante es pequeñito, cuenta con unas 10-12 mesas, algo que me parece genial, el ambiente es íntimo, tranquilo y muy agradable. Además, el buen gusto del propietario no sólo se palpa en sus creaciones culinarias, sino en toda la decoración del restaurante, en el menaje (vajilla, cristalería y cubertería preciosas), y en los uniformes de los camareros (debo decir que me chiflaron esos delantales tejanos tan chic). Un acierto total.






Nosotros nos decantamos por el menú degustación (en teoría no disponen de menú degustación pero, como buen anfitrión que es, nos preparó uno para mi pareja y para mí). En este caso, nuestro menú degustación “especial” se componía de varios platos que se encuentran en la carta pero, en pequeñas porciones. Los medios días ofrecen un menú (ESPECTACULAR) por sólo 20€ y, si no te convence, tienen a tu disposición una carta genial.


Dicho todo esto, empecemos con el menú degustación:

Algo que eché en falta fue un pequeño aperitivo para dar la bienvenida. Es algo muy resultón y perfecto para ir abriendo el apetito. 

Empezamos con una terrina de ternera, mollejas y foie, acompañada de un de-li-cio-so puré de castañas y cebolla asada. (Alvar es todo un experto en los purés).




Continuamos con la fantástica Vieira con fricassé de sepionetas y salsifís. Una pasada la textura de la vieira.



Después pasamos a un plato más contundente: Huevo de pato crujiente con butifarra negra y puerros glaseados. La cocción del huevo era espectacular, cremoso, untuoso, una delicia.


Pasamos al pescado, en este caso un San Pedro grillé, acompañado de un fondo de pescado impresionante y níscalos fresquísimos. (Para mí, el mejor plato sin duda).



Terrina de cochinillo con zanahorias y nabo. Impresionante. La textura crujiente del cochinillo era una pasada y ya no os quiero contar la jugosidad de éste; tierno, meloso, se deshacía en la boca. Sin duda, otro plato muy bien ejecutado.


Cordero grillé acompañado de un (espectacular) maíz con menta y un puré ahumado de berenjena con tahína y por último una salsa de fondo de cordero con Ras al Hanut. Os juro que los ojos me hacían chiribitas mientras Alvar nos explicaba el plato. Qué delicia el maíz, el toque de la menta era lo más. Por el contrario, el puré me parecío demasiado ahumado (para mi gusto) pero, en general, un muy buen plato.



Para terminar, este fantástico Yogur con Frutos Rojos. ¡Qué pasada! Un 10 en la presentación y otro para el sabor, textura, aroma, etc. Increíble. Me enamoró.



Por último, los Petit Fours (que no tengo foto en este caso) se trataban de unas nueces bañadas en chocolate (una especie de rocas, por así decirlo), no soy muy fan del chocolate pero, debo decir que, estaban de muerte. 

En definitiva, cenamos genial. Volveré a ir sin duda alguna. Tengo ganas de probar el menú de medio día que, por sólo 20€, es un chollo. De hecho, se lo comentamos a Alvar, está tiradísimo de precio para la calidad que él ofrece pero, nos dijo que él quería seguir vendiendo su menú a ese precio, de un modo u otro, es una buena fórmula para captar clientela, ahora que está empezando.

Por último, quiero comentaros que me pareció el servicio de sala, ya que este es realmente “mi mundo”: Alvar nos comentaba que el actual equipo de sala era el tercero que había contratado, ya que había tenido problemas con los anteriores camareros que, no daban la talla. El equipo actual del restaurante llevaba sólo una semana ejerciendo allí, (así que tampoco puede ser muy crítica con ellos, pues aún hay mucho que aprender).

En cuanto al protocolo y a la técnica de servicio, fueron correctos pero, creo que les faltaba un poquitín de chispa. Los platos se explicaban al cliente, cosa que me parece totalmente necesaria en un restaurante de estas características.

Una de las funciones del camarero debe ser transmitir la filosofía y las ideas de la cocina al comensal, así que, por favor, hacedlo con alegría y entusiasmo, como si vosotros os fueseis a comer ese plato que tenéis delante. No hay nada mejor que un camarero que sea buen comunicador, os aseguro que el servicio gana muchísimo.

Por lo demás, todo fue genial , los camareros eran muy atentos y no nos faltó de nada en ningún momento.

En conclusión, Alvart ha sido todo un acierto, descubrimiento, como queráis llamarlo. Os animo a que visitéis este pequeño y encantador restaurante. Estoy segura de que no os decepcionará. Por cierto, os aconsejo reservar.

Ha sido un placer escribir este post, gracias a Albert por confiar en mí y gracias de antemano a todos los que lo leáis. Os dejo mi cuenta de Intragram por si queréis cotillear un poquito sobre los restaurantes que visito: @lilyerou Estoy pensando en crear un blog y escribir sobre lo qué como. No sería mala idea. Le he cogido el gustillo a esto de escribir.


Datos de interés:
Alvart Restaurant (Alvar Ayuso)
Carrer Aribau 141, Barcelona.
Teléfono: 93.430.57.58
Tiquet medio: 40€ por persona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario