Instagram

martes, 6 de octubre de 2015

Habitas (favetes) a la catalana, huevo mollet en panko








El mes de septiembre, mes de vuelta al trabajo después de unas largas pero merecidísimas vacaciones se hizo realmente duro. En estas situaciones de "pretemporada" laboral es cuando me suelen venir más chispazos de voluntad culinaria, bien sea como autopremio por haber soportado un día laboral más, bien sea por mi gordura de paladar.

Anyway, tenía (como no) morcilla, un tarro de habitas y recordé que aún me quedan 2 bolsas y media de panko (se me fue de las manos en el super asiático, lo se). La planta de menta que planté hace dos meses sigue hermosa y verde como mis ojos, así que prácticamente tenía todo a la vista para parir esta hermosa criatura: favetes a la catalana con un huevo mollet en panko.


Ingredientes

Para las habitas:




1. 1 chupito de Jägger
2. 1 tomate maduro
3. 1 cebolla pequeña
4. 1 diente de ajo
5. 2 morcillas
6. 1 chupito de vi ranci
7. 1 ramita de menta
8. 500gr habitas


Para el huevo mollet en panko:

1. 2 huevos a temperatura ambiente, más otro para empanar
2. vinagre de vino blanco
3. agua para hervir
4. panko para empanar



Elaboración

Para las habitas
1. Rehogamos la cebolla, picada bien fina en ciseler
2. Añadimos el tomate, cortado en brunoise

3. Cocemos tapado hasta que el tomate esté cocinado. Destapamos y recuperamos jugos añadiendo el Jägger y el vi ranci, evaporamos el alcohol.

4. Cocinamos la morcilla, pelada y desmenuzada.
5. Añadimos las habitas, escurridas.
6. Cocinamos el conjunto unos minutos, mezclamos con la mitad de la menta troceada, rectificamos si procede y reservamos tapado.


Para el huevo mollet en panko
1. Ponemos a hervir agua en un cazo
2. Mientras, preparamos un bol con agua fría y hielo
3. Añadimos los huevos y dejamos cocer 3 minutos

4. Sacamos los huevos y los ponemos en el bol con agua y hielo, cortamos cocción.
5. Pelamos los huevos con cuidado y reservamos
6. Batimos el huevo para empanar. Pintamos con cuidado los huevos mollet y empanamos con panko
7. En un cazo con aceite bien caliente (cuidado), freímos los huevos mollet en panko y reservamos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Queremos freír el panko, el huevo ya está cocido, por lo que la cocción debe ser mínima para tal objetivo y ello requiere un aceite de alta temperatura que haga que el panko resulte crujiente y no se sobrecocine el huevo. No queméis la cocina.


Emplatado:
1. En plato hondo (mantiene mejor la temperatura y estéticamente es más adecuado para un "guisado" de legumbres) ponemos las habitas.

2. Colocamos el huevo en el centro.
3. Decoramos con unas hojas de menta
Bon profit :)

7 comentarios:

  1. Una propuesta muy buena y ademas muy visual que entran ganas de probarlo nada mas verlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miquel, estos días de lluvia en Barcelona apetece bastante.

      Eliminar
  2. je je je... m'agrada el consell de no cremar la cuina :D
    I com no, no podia faltar la morcilla.
    Un plat fantàstic, ideal per combatre la síndrome post vacacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El consell sembla una tonteria pero jo gairabé la cremo hahaha. La morcilla és un producte fetitxe per mi, encara que el moderno bastant. Vaig tornar força trempat culinariament de les vacances i vaig fer recpetetes bastant sovint. La propera segur que també t'agradarà :)

      Merci per la visita! :D

      Eliminar
  3. Un plato super atractivo, me gustan sus ingredientes en todo su conjunto, y presentas los platos tan bien!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! :D muchísimas gracias! Este plato es una auténtica bomba... pero de vez en cuando a uno le apetece inmolarse con cosas así :P

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar