Instagram

jueves, 11 de diciembre de 2014

Chips de boniato






Una receta sencillísima que te apaña un aperitivo muy resultón o bien una guarnición para otra elaboración dotándola de color, de textura crujiente y de punto salado. Ideal para sacar el mayor partido de este magnífico tubérculo de invierno de una forma muy fácil. 

El coste de esta receta es de 2,79€ (1,40€/comensal). Podéis ver el cálculo realizado así como obtener las cantidades necesarias para realizar esta receta en función de los comensales que seáis en el escandallo y ficha técnica que adjunto.


Antes de empezar, comentar que estas chips también se pueden preparar al horno y así no incorporar tanta materia grasa a la preparación.

Comencemos. Para un aperitivo para 2 personas necesitamos:



1.   Aceite para freir
2.   2 boniatos
3.   Sal
4.   Pimienta


Elaboración:

1. Pelamos los boniatos con ayuda de un pelador



2. Con una mandolina, obtenemos láminas bien finas (yo las he cortado a 1,5 mm, el mínimo que me permite la mandolina). Si no tenéis mandolina, con el mismo pelador podéis obtener un resultado similar. Yo las he laminado en sentido longitudinal, pero otra opción es hacerlo transversalmente y obtener chips circulares.




3. Calentamos el aceite en una paella. Cuando esté bien caliente, freímos las láminas de boniato por tandas, ya que si no bajaremos mucho la temperatura del aceite.



4. El límite entre una chip quemada (amargor) y una chip bien frita es bastante fino:



Así pues, contad que son unos 15-20 segundos de fritura. El boniato deja su color anaranjado para dar paso a un color más amarillento y los bordes empiezan a adquirir un tono más dorado.


5. Reservamos en un recipiente con papel de cocina para que vaya absorbiendo el exceso de aceite.



6. Salpimentamos al gusto.



7. Emplatamos y servimos.




7 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! A mí me encantan los chips de alga nori... ;-)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pierden estas chips. No había escuchado nunca las de alga nori :O qué bueno!

      Eliminar
    2. Sin ánimo de hacer publicidad, tengo una entrada de "tataki de atún con chips de alga nori" donde explico cómo prepararlos... ¡Te sorprenderán!

      Eliminar
    3. Tranqui, no me importa la "publicidad" si es para aprender cosas chachis. Luego le echo un vistazo, gracias!

      Eliminar
  2. Molt bona idea!! han d' estar molt bons aquests xips

    ResponderEliminar
  3. Uouu!!!! Pintaza! Como soy una súper fan de los tubérculos, probé un día de hacer boniatos como si fueran french fries pero en lugar de echarles sal como haríamos con las patatas, éstas llevaban azúcar. Dios, qué delicia. Probaré tu versión en chips saladas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el boniato me flipa por el punto dulzón que tiene (aunque yo no le echo más azucar o dulzor, porque soy fácil de atrofiar en ese sentido y siempre le incorporo otros sabores que me ayuden con su punto dulce). Si quedan bien fritas/crujientes, guay, porque el crujiente activa de la misma forma que la sal :D Las chips de boniato o de patata violeta son snacks recurrentes que hago para la gente y que suele molarles más que unas patatas normales.

      Ojo también hacerlo con nabo :)

      Eliminar